un objecte tres visions

Un objeto, tres visiones. Museo virtual de integración

Premi Ibermuseos de Educacion 2020

En el marco del Día Internacional de los Museos, el jueves 20 de mayo, a las 19 horas, se llevará a cabo la inauguración de la exposición “Un objeto, tres visiones: museo virtual de integración”. Con esta muestra se pone punto y final al proyecto desarrollado por el Museo del Calzado y la Industria durante los últimos meses, ganador del Premio Ibermuseos de Educación 2020.

En concreto, la iniciativa ha consistido en la creación de grupos de trabajo formados por tres personas, un antiguo trabajador de la industria del calzado, una persona proveniente de fuera de Inca y un joven de la comarca. A partir de un objeto de trabajo, elegido por el antiguo trabajador, se han generado conversaciones sobre ámbitos cotidianos y profesionales desencadenando un diálogo intergeneracional e intercultural entre los distintos miembros de los equipos. Por tanto, en conjunto, la exposición presenta tres visiones en torno a una misma experiencia, transmitiendo así, reconocimiento, inclusión y aprendizaje.

Presentación del proyecto

Àngel – Heliana – Ariann

Ángel es modelista. Su relato acerca a su grupo a una de las partes más importantes y, a menudo, más desconocidas del mundo del calzado: el modelado.

El zapato nace a través de la idea del diseñador, quien la imagina y la piensa. De él depende la viabilidad del zapato, la forma y la comodidad. Ariann le hace preguntas desde la candidez propia de la niñez y Heliana, de Brasil, se interesa por el diseño de los zapatos de tacón y la utilización de pieles exóticas.

Así pues, a raíz de la conversación surgida entre los tres, se puede comprender mejor el momento inicial de creación del zapato.*

Reproducir vídeo

Carmen – Rachida – Xavi

Carmen llegó a la isla con 15 años y desde el primer momento se dedicó al sector del calzado.

Condicionada por el hecho de ser mujer, se vio obligada a trabajar durante 10 años desde casa mientras criaba a sus dos hijos.

Cuando volvió a la fábrica, lo hizo en Yanko, donde se acabó jubilando. Junto con las preguntas de Xavi, un joven inquer, y de Rachida, nacida en Marruecos, la conversación se desarrolla de forma desenfadada, protagonizada por las anécdotas que Carmen recuerda con humor.

Mientras Xavi, a pesar de su juventud, conoce bien la industria del zapato debido a que sus padres se dedicaron a ello, Rachida explica que cuando era joven se dedicó a hacer babuchas artísticas. En esta conversación, pues, podemos ver el auge y declive del sector y en la lucha de la mujer trabajadora en Inca.

Reproducir vídeo

Mercedes – Amadou – Rayan

La historia de Mercedes es la historia de tantas personas venidas de fuera de Mallorca para trabajar en la isla en el sector del calzado.

El hecho de ser mujer y sufrir discriminaciones en el entorno, la motivaron a ser una de las primeras mujeres sindicalistas de Inca después del franquismo.

Así, sus vivencias son una recopilación de las luchas obreras, de la acción sindical y de la defensa de los derechos de las mujeres.

Todo esto se reflejará muy bien gracias a las preguntas que Rayan, joven inquer, y Amadou, nacido en Senegal, le hacen en torno a la seguridad, la higiene laboral, el declive de la industria y los sonidos de las sirenas de las fábricas.

La conversación les conducirá también a Senegal, donde Amadou, a partir de sus vivencias, contará cómo se fabrican allí los zapatos.

Reproducir vídeo

Rafel – Paula – Carla

La historia de Rafel es puramente la vida ligada al calzado: un hombre que ha trabajado toda su vida haciendo de cortador.

Conoce cada pliegue, cada repunte, cada rincón del zapato. Gracias a personas como él es posible entender la relación casi mística que surge entre el zapatero y su producto.

No es sólo fabricar el zapato con las propias manos: es entenderlo y eso, es lo que mejor sabe hacer Rafel.

En la conversación que se establece entre él, Carla y Paula, de Ecuador, podemos entender el largo proceso por el que pasa un zapato desde que se idea hasta que se empaqueta.

Reproducir vídeo

Ricardo – Yulai – Aina

Cuando se piensa en la industria del calzado se tiende a pensar en la fábrica, en las máquinas y en las personas que realizan dicho producto.

Aun así, siendo una industria compleja como es, para que funcione hacen falta toda una serie de elementos que, como la serie de eslabones que acaban componiendo las cadenas, son necesarios para que se pueda fabricar el zapato. Estas industrias reciben el nombre de industrias auxiliares, siendo el testimonio de Ricardo un ejemplo de primera mano.

Él era mecánico, se encargaba de reparar las máquinas del calzado, especialmente las del trenzado. Así pues, Ricardo nos explica la parte mecánica del sector.

Yulai, nacida en El Salvador, se interesa mucho por el tipo de piel que se empleaba en Inca, ya que en su país las pieles de cocodrilo y de serpiente son muy utilizadas. Aina, joven inquera, se interesa por las antiguas condiciones laborales del sector.

Reproducir vídeo

Tomeu – Simona – Llorenç

Tomeu es un ejemplo viviente de lo que ha sido el sector empresarial del calzado en Inca. Nostálgico del tiempo pasado, su visión como empresario ayuda a entender mejor el auge y el declive del sector.

Uno de los puntos álgidos de la conversación viene cuando el joven inquero Llorenç pide a Tomeu cuál es la principal herramienta de un zapatero.

Simona, nacida en Rumanía, da una visión diferente de lo que fue la industria en Inca a partir de los recuerdos de su suegra, también inquera, y antigua zapatero.

Reproducir vídeo

Maria Antònia – Yaneth – Reyad

La visión de Maria Antònia nos acerca a la vida de tantos inquers que nacieron a mediados del siglo XX.

Unas vidas atadas a los zapatos que, como nos explica Maria Antònia, se criaron con ellos y su fabricación. Una vida que se centraba en el trabajo, en los sonidos y en los olores de la piel.

A esta mirada nostálgica debemos sumarle las preguntas más de carácter personal que hace el joven Reyad y la mirada apasionada de Yaneth, nacida en México.

Reproducir vídeo

Francisca – Simona – Gorka

Francisca explica la infancia de muchos niños que desde pequeños se vieron obligados a trabajar en las fábricas para ayudar a su familia.

Era el inicio de un trabajo que, en su caso y en el de otras muchas mujeres, supondría, años más tarde, un paso importante para la emancipación de la mujer.

Simona y Francisca conectan enseguida. Los testimonios de las dos mujeres, unidos a la inocencia de los comentarios de Gorka, hijo de Simona, hacen que se establezca un vínculo y una complicidad que se materializa en un reconocimiento mutuo y en el deseo de continuar en el futuro con esta amistad.

Reproducir vídeo

Álbum fotográfico

Horario

Lunes
Martes
Miércoles
Jueves
Viernes
Sábado
Domingo
Festivos

9:00 – 14:00
9:00 – 14:00
9:00 – 20:00
9:00 – 20:00
9:00 – 20:00
9:00 – 16:00
9:00 – 16:00
Consultar…