La pieza del mes de mayo es un cuadro elaborado por Pep Rotger Seguí en el que se muestran de manera muy visual las diferentes partes del zapato tipo Goodyear. Se trata de un cuadro realizado a principios de los años noventa del siglo XX, y ahora ha sido donado al Museo por su autor. Pep Rotger Seguí, zapatero de profesión especializado en las formas, realizó este cuadro, y otros similares, mientras trabajaba en la antigua fábrica de zapatos Yanko. Estos cuadros eran expuestos en las tiendas (muchos de ellos en Japón donde se vendía mucho este tipo de calzado) para que los clientes pudieran apreciar mejor como se había fabricado el zapato que compraban.

El zapato del tipo Goodyear, que, en palabras de Pep Rotger es considerada “el Ferrari de los zapatos” por su gran calidad, fue inventada en el Reino Unido por Charles Goodyear en 1872. Se caracteriza por tener una doble costura que une, por un lado, el cuerpo del zapato en la gira, y por otro, un segundo repuntado exterior que fija la sola en esta pieza. Este zapato de gran calidad destaca por ser muy confortable y resistente y ha sido y sigue siendo uno de los zapatos más fabricadas en la comarca del Raiguer.

En el cuadro se pueden observar las diferentes partes del zapato del tipo inglés vega (el modelo más representativo que se fabrica con el sistema de coser Goodyear): desde la forma dibujada, hasta el zapato final partida por la mitad, pasando por los cortes de piel, la palmilla, el forro, la plantilla, el contrafuerte, la gira, los hilos de coser, la sola y el aparato, la suela y el tacón. Todas estas partes nos muestran la gran complejidad que caracteriza este tipo de zapato y la gran cantidad de operaciones que se requieren para fabricarla.