La Wunderkammer del calzado: curiosidades y arte

Las Wunderkammers, también llamadas cámaras de las maravillas o gabinetes de curiosidades, eran pequeñas habitaciones privadas repletas de objetos peculiares procedentes de las más diversas partes del mundo. En una atmósfera íntima exponían una gran variedad de colecciones de diferentes disciplinas que combinaban ciencia, arte y superstición. Había fósiles, plantas, insectos, criaturas con deformidades, animales exóticos, hallazgos de las últimas expediciones, piezas artísticas, antigüedades, instrumentos científicos, y también botes con «sangre de dragón», y esqueletos de lo que consideraban animales míticos en aquella época. Aunque las cámaras de las maravillas, surgidas en el siglo XVI, desaparecieron entre los siglos XVIII y XIX, éstas se consideran como las antecesoras directas de los museos de arte y ciencias naturales de hoy en día.

Nuestra Wunderkammer particular es una interpretación libre del gabinete de curiosidades. Cuenta con un conjunto de fantásticas colecciones de objetos, todas ellas vinculadas al mundo del calzado. Las piezas expuestas incluyen zapatos históricos de diferentes partes del mundo, modelos estrafalarios, una compilación de zapatos y maquinaria industrial en miniatura, y una increíble colección de obras de arte inspiradas en formas de zapato de artistas tan importantes como Louise Bourgeois o Chema Madoz.